Jonathan Petres

La obra se establece como un ejercicio de reflexión en torno a las medidas tomadas por las diferentes autoridades en relación al actual contexto sanitario y su repercusión en la ciudadanía.  La cuarentena, el toque de queda, el cierre y apertura de locales comerciales, ciudades vacías, aisladas, medidas que un cuerpo social se ve obligado a seguir, disposiciones tomadas por quienes poseen la facultad de abrir o cerrar el paso a oportunidades, que acarrean tras de si el peso de sus acciones sobre la población, una conformada por sujetos que están para servir a quienes se encuentran en posiciones de privilegio y poder. En un constante vaivén, un ir y venir que termina por resaltar la relación heterogénea de dos eslabones de una misma cadena. En términos formales la obra se encuentra conformada por 15 llaves en la parte superior, las que se encuentran enganchadas a una cadena de 1 mt (distancia mínima establecida entre sujetos durante la pandemia) la que en su extremo inferior posee sujetos 18 llaveros elaborados con cabezas de plástico pintadas de blanco, aludiendo a la esterilidad que la crisis sanitaria refiere. La obra gira sobre su propio eje en un constante movimiento otorgado por la suspensión de la misma y el peso que posee en su extremo inferior, representando el constante movimiento sobre un mismo lugar que significa para la población el recluirse a sus hogares.


Obra

“Eslabones”. Ready-made / Dimensiones variables.


Detalle de la obra

Jonathan Petres

Artista visual nacido en Osorno, pero que ha desarrollado casi la totalidad de su obra en la ciudad de Valdivia. Recientemente egresado de Licenciatura en Artes Visuales de la Universidad Austral de Chile.

El desarrollo de su obra -tanto dentro como fuera del marco de la institución universitaria- se ha caracterizado por dilucidar temáticas ligadas al individuo, a la sociedad en la que se encuentra inmerso, direccionando sus investigaciones visuales a estrategias que problematicen la representación del cuerpo y principalmente el rostro, cuestionando la carga social, identitaría y simbólica. A partir de una investigación procesual, abordado por distintas disciplinas el artista ofrece un trabajo que parte desde la fotografía, dialogando con la escultura y proponiendo hoy en día en una obra instalativa. Investigación que propone una búsqueda para abandonar la bidimensionaldad y dar paso al volumen a través de la exploración de nuevas materialidades, utilizando elementos propios de lo material dentro de su discurso. Por otro lado, también gran parte de sus obras exploran el espacio público mediante la intervención con el fin de dialogar de mejor manera con el espectador, buscando la interpelación directa y cotidiana.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *